inf-general

Bajo lupa inspeccionarán espacios del panteón

Personal que labora en el cementerio municipal detectaron que es uno de los focos rojos en torno a la reproducción y proliferación de mosquitos y zancudos, y destacaron que su ubicación dentro de la mancha urbana lo convierte en un riesgo latente en cuanto al brote de dengue, pese a la limpieza que se realiza.

En todo el perímetro del Panteón Municipal se asegura que está lleno de jarrones con flores naturales y agua c que favorecen a la incubación de mosquitos y zancudos.

Es por ello que la Jurisdicción VI agilizó los refuerzos para combatir estas plagas con el inicio de la 8ª. semana de saneamiento Básico en la ciudad que tiene como finalidad la prevención de enfermedades que trasmite el vector como es el Dengue Chikungunya, y el virus del Zika en la cabecera y municipalidades vecinas.

Refiere personal de la dependencia bajo la titularidad de Óscar Jiménez Villalobos que tan solo un recipiente que capta agua de lluvia pueden reproducirse hasta 5 mil mosquitos, y los que se pueden reproducir en el cementerio es una cantidad inimaginable.

Personal de resguardo en el Panteón Municipal refiere que con sus acciones de prevención han retirado la gran parte de estas flores y cacharros, inclusive piden a familias llevar jarrones sin agua y flores de plástico ya que es necesario bajar los riesgos de las familias que viven en las colindancias.

“El cementerio municipal está lleno de cacharros como son vasos de veladoras, floreros, plásticos y demás cosas que en su momento se convierten en colectores de agua y a su vez, generan las condiciones perfectas para la reproducción de mosquitos, entre ellos el del Aedes Agitpys que contagia el Dengue, Zika y Chikungunya”, abundó personal de la Juris VI.