nacional

“Madrugan” a Delgado y se arma batalla campal

Las agresiones físicas comenzaron cuando Mario Delgado, coordinador de Morena, reclamó a Laura Rojas no haber dejado abierto el tablero para votaciones de diputados en la extinción de dominio

La división de la bancada de Morena en San Lázaro provocó que la UIF perdiera la posibilidad de solicitar la extinción de dominio de los recursos en cuentas bloqueadas.

Además, la instancia estará obligada a notificar por escrito el congelamiento de cuentas. Esto fue posible debido a que la diputada morenista Lydia García propuso un cambio al dictamen que ganó por solo dos votos (225 a favor contra 223 en contra).

Quiere llorar, quiere llorar, le gritaron los diputados de oposición a Mario Delgado, coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, quien reclamaba a la presidenta Laura Rojas no haber dejado abierto el tablero para que más diputados votaran.

El asunto provocó que Rojas decretara un receso y se confrontara con Delgado quien subió hasta la Mesa Directiva e intercambió manotazos con la legisladora. Panistas y morenistas también subieron a tribuna y protagonizaron empujones y golpes.

Por el altercado, Rojas decretó un receso de cinco minutos “porque no hay condiciones para seguir la sesión”. La reserva de García Anaya, que aún debe ser incorporada a la minuta para votarse en lo particular, establece que de no existir una corrección, muy probablemente, la Unidad de Inteligencia Financiera, perderá ante los tribunales sus casos, porque una autoridad, un Ministerio Público no fue la que notificó al ciudadano, ni fundo ni motivó la acción.