primera

Médico charlatán

Por abuso de confianza en el desempeño de su profesión, así como fraude fue señalado el médico Ricardo Olguín, quien aprovechándose  de la desesperación de los familiares de un enfermo terminal de cáncer, ofreció medicamento milagroso que lo iba a sanar.

Los hechos ocurrieron en la comunidad de El Carrizal perteneciente a este municipio y fueron denunciados a este medio por la familia del hoy occiso de nombres Maricela González, quien es la viuda y Vicente Cruz González, hijo.

Según narran los dolientes, el día 24 de Julio se trajeron de San Luis Capital al Sr. Vicente Cruz Antonio quien estuvo hospitalizado en el Hospital Central pero, desafortunadamente los médicos ya no daban ninguna posibilidad de vida por lo que optaron por traerlo a su domicilio a pasar sus últimos días. Sin ellos solicitarlo hasta su domicilio llegó el día 29 del mismo mes el médico Ricardo Olguín a ofrecer su servicio particular argumentando que les proporcionaría los medicamentos que le salvarían la vida, a cambio le solicitó a la familia 2 mil pesos, mismos que le fueron entregados, quedando en volver al  día siguiente.

Desafortunadamente su familiar falleció horas más tarde por lo que el tiempo estimado por el doctor para llevarle la medicina “milagrosa” no se cumplió, sin embargo, y por si fuera poco mencionan que sí se presentó el médico y al observar el cuerpo nuevamente abusando de la confianza que le dan a su profesión, este les dijo que tenía que inyectarle un medicamento especial y prepararlo porque dada la situación de la enfermedad que padeció el cuerpo del occiso podía “explotar”, para hacerlo Ricardo Olguín les solicitó 5 mil pesos , mismos que con préstamos y cooperación de los vecinos pudieron reunir.

Relatan en sus hechos que el médico les pidió que lo dejaran solo con el cuerpo y así lo hicieron pero después de un lapso de tiempo y al entrar se encontraron con que la caja ya estaba cerrada por lo que no pudieron incluso ni despedirse del finado, ni colocarle ni ropa ni objetos preciados, pero lo que se les hace mucho más sospechoso es que no olía ni a formol ni había desechos de guantes u otro producto que el médico hubiera ocupado.

Todo esto a la familia se le hizo irregular y aunque el doctor acudió a brindarles los servicios de manera particular, lo identifican plenamente  por ser el responsable del Centro de Salud de la comunidad vecina de Pemucho, por lo que además de dar a conocer la situación ante este medio informativo manifestaron que ya externaron su denuncia ante la Secretaría de Salud y la Jurisdicción Sanitaria No. VI para que tomen las medidas pertinentes y castiguen judicialmente los abusos del galeno.