primera

¡Asaltan a pasajeros!

Momentos de terror pasaron una aproximado de 30 pasajeros que viajaban en un autobús de la línea Frontera, procedente de la CDMX con diferentes destinos de la Huasteca.

Fue la mañana de ayer, el reporte de un autobús que llegó sobre la avenida 20 de Noviembre mismo que presenta impactos de bala en su interior, además que presuntamente trasladaba heridos por arma de fuego causó la movilización de la Policía para verificar el hecho y poder auxiliar a las víctimas pero, sólo encontró a un pasajero que presentaba un golpe en el rostro, según los primeros reportes el asalto se registró sobre la carretera federal México-Laredo entre Jacala y Chapulhuacán Hidalgo. Dos sujetos armados y camuflajeados con vestimenta tipo militar abordaron el autobús marcado con el número económico 4652, de la línea Frontera con una parada en Tamazunchale, amagando al chofer con arma de fuego para después uno de los sujetos instalarse entre los pasillos de la unidad y comenzar con las amenazas en contra de los ocupantes, entre los forcejeos uno de los asaltantes accionó la pistola causando daños en la parte posterior de la unidad y de esa manera logró apoderarse de dinero en efectivo objetos de gran valor y teléfonos celulares con un saldo de varios miles de pesos.

Testimonios de algunos usuarios manifestaron que a escasos metros donde ocurrió el asalto a mano armada, se encontraba una patrulla de la Policía Estatal del Estado de Hidalgo pero --nada hicieron, -nada, para brindar los auxilios e implementar un operativo en busca de los presuntos sujetos.

Entre las víctimas viajaba un oftalmólogo que tenía como destino el en municipio de Tampacán donde pretendía ofrecer atenciones a la ciudadanía en un convenio de colaboración con el Ayuntamiento Municipal pero, perdió todo su material que ocuparía para llevar a cabo la campaña, también dinero en efectivo y entre varias cosas personales que le fue sacado durante el atraco, la víctima no abundó sus generales por miedo a represalias ya que tendría que viajar de nueva cuenta a la CDMX, mandos policiacos llevaron a cabo las primeras indagatorias para el conocimiento al Ministerio Público de las víctimas que la mayoría tenían como destino otros Estados de la República, que tampoco abundaron generales por miedo a represalias.