nacional

Amenaza de bomba en el Palacio de Justicia

CIUDAD DE MÉXICO

Alrededor de las 10:30 horas de este miércoles, jueces, magistrados y trabajadores administrativos del Palacio de Justicia Federal interrumpieron su rutina debido a la alarma con código negro (amenaza de bomba) que originó un desalojo inmediato del inmueble.

Con miedo y prisa, los trabajadores abandonaron las instalaciones del Poder Judicial de la Federación, en San Lázaro, así como el Instituto de la Judicatura, que se ubica sobre la avenida Zaragoza.

Irma y Carlos, trabajadores del Poder Judicial, relataron que luego de que sonó la alerta para el desalojo, fueron informados del código negro, que tiene como significado amenaza de bomba.

Una vez que el inmueble fue desalojado, la brigada "Fuerza de Tarea" de Protección Civil ingresó al lugar con perros entrenados para realizar una supervisión del mismo.

Los trabajadores, magistrados y jueces no podrán ingresar hasta que Protección Civil dictamine la seguridad de las instalaciones.

"Sí nos da miedo, imagínate que te digan que hay amenaza de bomba. Nos asusta igual que cuando hay temblores", relató Claudia, otra de las empleadas de este Palacio de Justicia.

En tanto, los automóviles de los magistrados, jueces y empleados administrativos permanecen en los estacionamientos del inmueble. Debido a la prisa por abandonar el lugar varias personas olvidaron, incluso, sus pertenencias.

nacional

Niño mexicano pide ayuda para viajar a China

CIUDAD DE MÉXICO

Carlitos Ontiveros es un niño de 11 años que ganó el año pasado en Rusia un concurso internacional de aritmética mental y ahora está invitado a representar a México en un campeonato en China, pero no cuenta con los recursos económicos suficientes.

“Estudio 15 minutos diarios, me dan hojas para estudiar y estudio con un cronómetro para ver cuántos minutos hago. Debes completar 70 operaciones en menos de cinco minutos”, declaró el menor en entrevista.

Ontiveros tiene una velocidad matemática tal que puede hacer operaciones casi al mismo tiempo que una calculadora, gracias al método de ábaco japonés, el cual recrea con sus manos.

Desde que tenía tres años de edad su familia notó sus habilidades con los números, por lo que tras la muerte de su padre, hace dos años, fue inscrito a concursos de matemáticas como terapia. Desde entonces ha ganado cinco premios: dos regionales, dos nacionales y uno internacional, el de 2018 en Moscú, Rusia.

“Gané la Grand Champions que es la máxima copa del campeonato, me sentía muy nervioso, pero a la vez controlé mis nervios”, recordó Carlitos.

Para poder viajar a Rusia, el menor recibió ayuda económica de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México a través del Club de Ciencia.

Sin embargo para su viaje al concurso de cálculo mental en China no cuenta con los recursos suficientes, pues requiere de 110 mil pesos para antes del 15 de Junio.