deportes

Taxi Boutique, Primas y San Miguel mejores

Uno de los escenarios que durante muchos años soportó futbol rápido y que ahora se podría decir, está fuera de circulación balompédica, es el Estadio Sol Belmonte Broos; pero en el óvalo solar se disfrutaron grandes finales, partidos espectaculares que llevaron mucha afición y en 2008, hace un poco más de 10 años, Taxi Boutique, San Miguel y Primas lograron campeonatos en trepidantes finales.

Taxi Boutique y Primas se dividen el pastel en El Sol

Fue primeramente el conjunto de Taxi Boutique quien alcanzó la gloria al vencer en excelente encuentro a las Primas, en un escenario pletórico de aficionados, prácticamente hasta las lámparas, donde la escuadra de la Colonia Buenos Aires al mando de Héctor Sánchez pudo lograr el primer título de primera fuerza en el 2008. Sin embargo la escuadra de las aguerridas Primas, dirigidas por Pino Acosta se apoderó de la monarquía en el siguiente torneo al vencer a los campeones 17-14, en la segunda gran final del año. Con el marcador en contra que se generó en el juego de ida, al cuadro consanguíneo le bastaron dos minutos del tercer cuarto para superar a sus acérrimos rivales deportivos, cobrando así revancha de la final anterior donde sus adversarios probaron las mieles de la victoria y alzaron la copa de campeones. Multitud de fanáticos fueron testigos del partidazo que se dio en el óvalo que sede de la pasión futbolera del municipio, los cantos, las porras y vivas para ambos equipos fueron parte del ambiente que se vivió, hasta en las inmediaciones del espacio deportivo donde la fanaticada se apoderó de un lugar para disfrutar de la disputa de la pelota que una vez más prendió y elevó a lo sublime. Las Primas luego de ser superadas en el primer enfrentamiento, regresaron con las pilas bien puestas y a sangre y fuego de apoderaban del campeonato ante la algarabía de sus seguidores, un título con sabor por la clase del rival logrado a fines de mayo del 2008.

Los Diablos Rojos de San Miguel alcanzan la gloria en el Sol

Luego de que en el último campeonato de liga del 2008 no figurarán ni Taxi Boutique, ni Piskis equipos tradicionales en esta competencia, fue San Miguel quien arribó tumbando caña para llevarse la corona, luego de que Primas perdiera a su estelar jugador Jhony Montero por una fractura de cráneo, lesión que a lo largo de los años en el futbol de este municipio nunca se había dado.

Ni la lluvia y la fría noche de noviembre del 2008 impidieron que el fuego de los Diablos Rojos de San Miguel incendiara el Estadio Sol Belmonte Broos. Al lograr el título de liga de la categoría de primer fuerza. Un abarrotado óvalo solar soportó las acciones que incrementaron la algarabía en los seguidores de ambos conjuntos, que empujaron con todo tratando de inyectar el ánimo en los protagonistas. Aun cuando el alfombrado astral húmedo hasta las profundidades impidió que la técnica aflorara en toda su expresión, la garra e intensidad tomaron su lugar, permitiendo a los aficionados que acudieron al inmueble deportivo salieran satisfechos del espectáculo presenciado.

Los lucíferes mostraron su carta de presentación desde la llegada a esta nueva aventura, donde comenzaron a marcar su dominio y pintaron su raya dejando estampado el color púrpura, plantaron su bandera y señalaron el territorio solar como suyo, hasta que el mismísimo triunfo efímero por excelencia les permitiera seguir en el trono. Los Diablos Rojos de San Miguel al mando de Oscar Santander alcanzaron la gloria en El Sol, generando todo un evento cósmico al son de 13-10, Sin duda tres grandes equipos fueron los mejores de ese año 2008; sin embargo es el conjunto de las Primas dirigido por Pino Acosta fue quien se llevó la nominación como equipo del año, al estar presente en las tres finales, un título y dos subcampeonatos.

El dato: El Estadio Sol Belmonte Broos fue sede de eventos, incluso de talla estatal y nacional de futbol rápido.